Bicis holandesas

No se ven muchas en España, aunque ya les van saliendo importadores, pero quienes hayáis viajado de Pirineos para arriba las habréis visto. Las bicis holandesas (o de tipo holandés) son muy fáciles de reconocer y ejercen una curiosa fascinación en mi: acostumbrada a la robustez de mi bici de montaña, su diseño esbelto casi me parece frágil, y a menudo los ejemplares que he avistado estaban destartalados, llevaban años con el cambio sin engrasar, ni un ajuste de frenos… Y sin embargo, cuanto más destartaladas, más atractivas parecen a mis ojos.

Y es que las bicis urbanas de tipo holandés tienen unas cuantas ventajas: la mayor de ellas es que, al provenir de países en que el ciclismo ha sido un medio habitual de transporte desde hace mucho tiempo, sus fabricantes llevan más de un siglo desarrollando diseños cada vez más cómodos, seguros y prácticos. Y aún así han conservado ese aspecto retro tan atractivo.

En cuanto a la comodidad, las bicis holandesas ofrecen una postura de conducción completamente erguida, lo que evita tensar la espalda, la necesidad de levantar la cabeza para ver por dónde vamos, y cargar todo el peso sobre nuestros brazos.

Además, las ruedas sobredimensionadas que las caracterizan (28» frente a las 26» de una bicicleta mixta o de montaña) absorben las irregularidades de la calzada. Algunos modelos incluyen también amortiuación en la tija del sillín y la horquilla.

Como en la mayoría de tipos de bici, hay distintas tallas de cuadro, pero en muchos modelos holandeses también cabe la posibilidad de ajustar la altura y la inclinación del manillar (un detalle que algunos modelos plegables están adoptando).

La seguridad es otra de las prioridades en el diseño de estas bicis, especialmente la visibilidad es un factor clave en países en que las horas de luz diúrna escasean la mayor parte del año: las bicis holandesas incluyen un faro frontal y otro trasero que se alimentan con una dinamo, en su versión más clásica o en rediseños que la integran en el buje delantero, consiguiendo mayor seguridad y menos ruido. Ya existen incluso modelos con sensores de luminosidad que automatizan el encendido de los faros.

Para mejorar la visibilidad desde todos los ángulos, las bicis holandesas suelen incluir bandas reflectantes en las ruedas.

rollerbrakeEn los últimos diseños los frenos de zapata están siendo sustituidos por frenos «rollerbrake» – un tipo de frenos de disco integrados en el buje – , que apenas requieren mantenimiento y son inmunes a la lluvia.

Las bicis holandesas también suelen incluir un antirrobo que bloquea la rueda, así que la bici queda inmovilizada con un giro de llave. Normalmente estas cosas toca comprarlas aparte…

En las bicis holandesas se ha buscado la mayor practicidad posible. Por ejemplo, el cambio tradicional de piñones y desviador trasero se sustituye por una caja de velocidades integrada también en el buje trasero – ¡lo que les cunden los bujes a los holandeses! – que tiene, entre otras, la ventaja de permitir cambiar de marcha en parado: en ciudad es muy habitual tener que para bruscamente ante un coche que maniobra sin vernos, un peatón que cruza «de oído», o un semáforo inesperado; frenazo en el piñón más pequeño, y luego toca poner la bici en marcha con un pedaleo ralentizado, o poniéndose de pie, en la mayor parte de los casos con un coche impaciente detrás que nos rebasa de mala manera.  Ese problema se acaba con este sistema de cambio. Además, al no haber una cadena que pueda salirse de los piñones desaparece la posibilidad de mancharse el bajo de los pantalones (el cubrecadenas suele evitar que se te engaanchen, pero que se manchen es otra cosa).

También incluyen, como la mayoría de las bicis pensadas para uso urbano, cestas, portabultos, guardabarros y demás accesorios.

En definitiva, entre ese aspecto retro y esa explotación exhaustiva de los bujes, estoy decidida a hacerme con una urbana holandesa el día que consiga una casa con garaje (28» no tienen cabida en mi cuarto de las bicis), así que voy a ir mirando los diferentes modelos para cuando toque.

20 comentarios en “Bicis holandesas”

  1. Joé, yo estoy en las mismas, y eso que me compré la plegable hace un mes… PEro quiero tener una plegable y otra «normal» tipo holandesa, y veo cada cosa por ahí que se me desata el consumismo…

  2. Me consuela saber que no soy la única, este año en festibike pasé por un stand de un importador de urbanas y era como entrar en una tienda de animales.. Me quería llevar todas a casa!

  3. Ummm… voy a ser un poquito aguafiestas. Yo tengo una holandesa (comprada y traída desde Holanda por aquí mi menda lerenda en autocaravana) Es una auténtica preciosidad y me entró por los ojos desde el principio, así que me lancé al consumismo sin pensarlo demasiado bien.

    Para empezar es una bici enooooooorme. No sólo por el tamaño de rueda: la forma del manillar, transportín, guarbabarros, hace que tenga un tamaño bastante más grande que una bici normal. Tengo la suerte de tener una buena plaza de garaje en la que la bici cabe bastante bien, pero si tenéis un piso pequeño o un trastero mínimo, olvidaos.

    Además, pesa un montón (está hecha para ser sólida y resistente, no para levantarla en volandas), lo cual dificulta mucho, por ejemplo, meterla en los cercanías, metro etc (y es una bici para el uso diario, no lo olvidemos)

    El freno a contrapedal, el cambio interno, etc, son inventos magníficos… para Holanda. Aquí es casi imposible encontrar alguien que te sepa reparar un buje interno de tres velocidades.

    El antirrobo en la rueda trasera… bueno, aquello es Holanda y esto España… vamos que aunque aquí, en Madrid, los robos de bicis son más anécdota que otra cosa, una buena U sigue siendo necesaria.

    En fin… que sobre todo a los fans de la plegable no se la recomiendo en absoluto. Yo la tengo guardada a la espera de que nuestro señor alcalde algún día se decida a inundarnos de carriles bici y aparcabicis (al final te das cuenta de que es una bici hecha para dormir y vivir en la calle). Por lo que deduzco que su principal usuaria será mi hija (que todavía no ha nacido)

    Yo, para Madrid, y para el ciclismo urbano diario, me he vuelto fan acérrimo de la plegable (y eso que al principio tenía muchas dudas) Si, a pesar de todo, seguís queriendo una bicicleta retro y grandota, hay varios modelos de BH, equipados con desviador, con cuadro más ligero y V-Brake, e incluso, aunque va un poco contra mis principios, Decathlon tiene unas francamente chulas, absolutamente equipadas y que os van a costar la mitad que una holandesa «de verdad».

  4. Tranquilo Ciclostático… Rompes mi corazoncito pero es mejor enterarme así que después de haberme dejado un pastón en ella. Eso sí, ya tenía claro antes que nada de meter una holandesa en casa a no ser que cuente con un patio común o un garaje en que dejarla, bastante mal miran ya cuando meto la de montaña en el ascensor, y estos días que ha llovido, nada más volver de la ruta a limpiar el barro de las zonas comunes antes de que me manden a la hoguera.
    En lo que no había caído es en el peso, es verdad que no es una bici que metería en un tren en hora punta la verdad, pero para dar paseos por ciudad… Aunque para eso haría falta que la ciudad estuviese adaptada, claro!
    Es verdad que el antirrobo no parece ser el punto fuerte: puede evitar que cualquiera se suba y se la lleve puesta sin pestañear, pero candar la bici al mobiliario urbano sigue siendo lo mejor. De todos modos, no es un problema de España: cualuqier blog o foro de ciclismo urbano francés o belga que consultes resalta entre los grandes inconvenientes de la bici urbano el riesgo de robo.
    En definitiva, estoy contigo en que lo más práctico es una plegable, tendré una holandesa algún día, pero será en plan capricho, y gracias a tí, sabiendo a lo que me arriesgo.

  5. Pues yo me he decidido por una Dahon Jack…

    Plegable, ruedas Schwalbe Big Aple de 26´, manillar recortado (vivo en Madrid y tengo que sortear coches, ya sabeis). Tambien le he cambiado el plato a uno mas grande.

    La verdad, va fenomenal…

    M.

  6. Hola, me llamo Jorge y vivo en valladolid,
    hace unas semanas llegó a mis manos una bici holandesa en muy mal estado
    No soy muy entendido en el tema asi que me gustaria si alguien pudiese ayudarme a identificar el modelo, año y tb algun sitio minimamente especializado en la reparacion de este tipo de bicicleta, o al menos una web de referencia. Gracias

    Skandal_86@hotmail.com

  7. Mmm… Pues no conozco sitios Web en que te puedan aclarar conceptos mecánicos especificos para bicis holandesas… Si me mandas fotos, las publico, ¡a ver si alguien puede echarte un cable!

  8. Hola a todos…..me gustaría saber si alguien conoce una página para comprarme un trail- gator que es la barra para llevar una bici pequeña detrás, ya que aquí vale alrededor de 90Euros, y al igual hay una página holandesa o alemana etc…que me salga por la mitad….Si sabeis de alguna mandadmela. Muchas gracias

  9. Hara como un mes que deje mi coche aparcado, vivo en una ciudad en la que me puedo mover en bici y ahorrarme gastos innecesarios.
    Bien, el tema es que estos dias he andado por ahi con mi bici de carretera.
    La compré de segunda mano, pero nueva vale 7000€ y sinceramente no me paro ni en los supermercados por no dejarla sola.
    Por eso mismo llevaba una temporada buscando una bici de esas destartaladas y a ser posible en plan holandesa.
    Vi varias BH, Orbeas e incluso una mobilete GCG en un mercadillo por 60€.
    Y cuando iba a ir por ella un amigo me dijo que se encontró una en la basura y que si la quería.
    Fui por ella y por dios, es una bici holandesa auténtica que no se los años que tendrá, pero imaginad que su cambio es de 3 marchas en el buje y la marca es TORPEDO. Que creo que ni existe ya. El freno de buje igual y nada, he decidido restaurarla.
    Necesita una pintadita, aunque me da pena por que esta con la marca y modelo pintada a mano. ES una CONSUL ORIGINEEL MERK RIJWIEL.
    Pero bueno por lo demás la bici esta bastante bien, necesita unas cubiertas nuevas, quitarle el oxido, pero incluso el candado que lleva incorporado funciona fino, lo que mas dificil me va a resultar es que el cambio de marchas no tiene el cable.
    Y (como dice Ciclostático, no se encuentra a nadie que sepa de este tipo de bujes… el mecanico me ha dicho que la tire. Pero estoy dispuesto a ir incluso a holanda por las piezas.
    Luego veré si soy capaz de dejarla en la puerta del super, pero amos, con sus 28 de ruedas me la subo a mi tercero sin ascensor y mas feliz que un ocho.
    Al balcón!!!! jajajajjaja.
    ;D
    Si alquno de vosotros conoce a alguien que sepa de este tipo de bujes, agracedería que me lo hicierais saber.
    Un saludote!!!

  10. pues yo tengo una pilen( de 5 V en el buje) en venta porque mido 1’63 i no llego al suelo. me la saco por 450 euros, i esta nueva ( octubre 2009). esta en la pagina de avantum.es.

  11. Dudo en si plegable o estilo holandesa y no me termino de decidir. No conozco bien las marcas y veo que los precios se disparan. Algún consejo?

  12. Pues por si te sirve de algo te reproduzco aquí mi reciente reflexión: me encantan las clásicas holandesas, tienen una estética que me vuelve loca y me encantaría tener una. Pero entonces me pongo a pensar en cuestiones prácticas, cosas como que suelen ser bicis con grandes ruedas (29» frente a las 26» de las bicis de montaña o las 20» de mi plegable o incluso las 16» de las plegables más pequeñas), grandes cuadros, muchos les añadiríamos una cesta… Por otro lado las más tradicionales (y para mi gusto las más bonitas) tienen cuadros de acero, más pesados que el habitual aluminio de las plegables ¿Dónde meto yo eso en mi piso? E incluso contando con que tengo un cuarto para las bicis y que podría hacerle hueco… ¿Cómo subo eso en el ascensor? Incluso dudo que pudiese hacerla entrar en él, y cargar con una gran bici de acero 7 pisos no me seduce demaisado. Mi conclusión es que tendrñé una bici holandesa… Pero eso será cuando apruebe la oposición y me busque una casa con patio o jardín en el que dejarla. Supongo que ya lo has hecho, pero piensa en el espacio disponible, si tendrás que cargar con ella hasta tu piso o si vives en una casa o un bajo o un piso con trastero… Y si de todas formas te decides… ¡Dímelo porque ya tengo vistos un par de sitios web de lo más completos!

  13. Seto, TE ENVIDIO, me encantaría poder restaurar una bici así. AHora tengo en casa una vieja BH de carretera, pero una holandesa… ¡No he tenido la suerte de que caiga en mis manos! Por favor, dime que has heco fotos del proceso de restauración y déjanoslas ver.
    En cuanto a este tipo de bujes, no soy experta en mecánica asíq ue no puedo ser de ayuda, pero te recomiendo que visites páginas Web extranjeras en las que puedan vender este tipo de piezas, estoy segura de que en francia, holanda o alemania no será tan complicado encontrarlas. Lo malo en este caso podrían ser los gastos de envío, yo ando también detrás de algunas piezas y no bajan de los 25€, así que si puedes, aprovecha para comprar varias cosas a la vez. Aquí no tengo disponibles las direcciones, pero esta tarde intentaré conectarme y enviarte algunas en las que puedes encontrar lo que necesitas. ¡Y enseñanos esa belleza de bicicletón!

  14. Al igual que Seto, yo también voy a restaurar una bicicleta holandesa original. Un inquilino de una casa que tenemos en alquiler la iba a tirar y cuando la vi le dije que me la diera…Está vieja y necesita reparaciones pero aun no me creo la suerte que tengo jeje. La bicicleta es de la marca Van Bommel, lo se por una pegatina que apenas se ve y por su incripción del logotipo en el timbre…Calculo que debe tener unos 25 años, la marca por supuesto ya ni existe.

    Mi novia me tacha de loco por querer restaurarla porque evidentemente vale más restaurar una bicicleta así que comprarse una nueva, pero soy un nostálgico y me dejare el dinero que haga falta para dejarla como nueva y fiel a como salió de fábrica.

    Y por cierto, Maite, yo tampoco tengo sitio donde dejarla, pero en mi comedor hemos puesto una pared de ladrillos estilo antiguo, con una radio de los ’60, un par de fotos en blanco y negro, un radiodespertador que también rastauré, etc. y he dejado un rincón para poner la bicicleta cuando esté restaurada, de está manera formará parte de la decoración de la casa y tendremos nuestro rincón ‘oldie’. Son piezas de museo y hay como tales hay que exponerlas 😉

  15. Como siempre; vamos con mas atraso que el expreso de Redondela en los años 40. Servidor, que ya tiene 62 brejes, ya cuando era niño, allá por finales de los 50´ya conocía las bicicletas con cambio epicicloidal o planetario. La marca era Torpedo modelo 55 y tenía tres marchas. Como mi bici, me la habían vendido por 5 marcos ( adivinen el país, Alemania, por supuesto) se me saltaba la segunda y yo ya con 12 años, me las ingenié para reparar el cambio y con el tiempo subsané el problema. Le desmontaba el freno a contrapedal que llevaba y la hacía funcionar sin el adaptando un freno de pinza. En invierno, lo volvía a colocar, por la nieve y hielo.
    Ni que decir tiene que cuando llegué al susodicho país, aluciné al ver las bicis que tenían mis compis. Tenían luces y ¡¡¡ hasta sistema de intermitencia !!! . Yo las recogía, cuando para ellos estaban inservibles, las arreglaba y las vendía. Así saque para mi primer ciclomotor: Una Quicklic.

  16. Hola a todos los amantes de las bicicletas, yo tengo 2 montanbuick, hace 3 años estuve en Holanda y me quede impresionada, me traje una bici holandesa a España, y los resulktados han sido, acabo de inagurar una tienda de bicicletas holandesas de segunda mano en Mostoles, para todo aquel que este interesado en verlas, estamos en la Avda de Portugal, 9 tenemos buenisisismos precios, el que no haya probado nunca una bicicleta holandesa, os dareis cuenta de la diferencia, espalda recta a la hora de conducirla, con una sola pedalada avanzas como si dieras 10 de cualquier otra,, si quereis mas informacion, mi nombre es Carol y mi tlfno, 615456805, os invito a que las veais

  17. yo compre una bici plegable DAHON SPEED D7 y es una maravilla belleza, claro me encantaria q tubieramos pistas como los paises holandeses en dinamarca es una chulada, donde se conectan tantos kilometros de pistas en buenisimo estado los caminos y los automovilistas bien educados al manejar dan el pase al bicicletero al peaton, no existe contaminacion, poe smoc ni calles sucias añoro esas partes aca en mexico es lo contrario casi no existen las ciclovias y estan pegadas al trafico los camiones se avientan hacia a ti aver cuando se vive como aya garcias

Deja un comentario